FILOSOFÍA Y CIENCIA EXPERIMENTAL

Uno de los comentarios que hubo en anteriores artículos de este blog, concretamente, en el de pensamientos me hizo reflexionar. El comentario venía por parte de una lectora que es científica. Quizá algunas veces escribo de una forma que parece que ensalzo la labor de las humanidades por encima de las ciencias experimentales. Sin embargo, pienso que tanto unas como otras tienen mucho que aportar al ser humano. Por tanto, ambas deberían caminar de la mano en sus experimentos para enriquecerse mutuamente.

Por otra parte, pienso que la ciencia experimental goza, hoy día, de reconocido prestigio. Por el mismo motivo, sería recomendable que la filosofía recuperase parte de la importancia que tuvo en el pasado ya que el amor al saber invita a reflexionar: pensar es el primer paso para abrir fronteras y hacer avanzar al hombre en el camino de la felicidad. Los filósofos son los primeros que reconocen la importancia de lo experimental ya que en la licenciatura de filosofía, los alumnos se acercan a asignaturas tales como filosofía de la ciencia, filosofía de la naturaleza, psicología o lógica. Un claro ejemplo del diálogo interdisciplinar que defienden los filósofos está en una asignatura que realicé en los cursos de doctorado titulada "bases neurobiológicas y filosóficas del conocimiento humano" donde todos los alumnos conocimos cómo es el cerebro humano visto desde cerca o cuáles son algunas de las nuevas técnicas aplicadas en medicina.

Por tanto, ante el debate entre humanidades o ciencias experimentales creo que la respuesta es clara: no debería existir rivalidad entre ambas disciplinas sino diálogo, comunicación y trabajo mutuo (como de hecho sucede en algunos casos). Ojalá la ciencia experimental siga avanzando en su camino hacia descubrimientos de nuevos fármacos para curar enfermedades y realice nuevos descubrimientos sobre el universo.

Como afirmaba el propio Levinas: "Todo hombre necesita auxilio técnico pero también necesita alivio humano". Es decir, un médico puede ser muy buen médico operando, sin embargo, no será tan buen profesional si no sabe tratar al paciente a nivel humano, consolarle y darle esperanza.

Finalmente, quiero agradecer a esta nueva lectora sus reflexiones ya que me gustaría que este blog fuese un espacio de ideas comunes y de diálogo no sólo para humanistas sino también para científicos. Muchas gracias a todos por estar ahí.


Comentarios

  1. ola m!diculpa el retrasillo... un tema candente el que tratas en este artículo, la necesidad de un dialogo y una comunicación entre las humanidades y las ciencias experimentales. mi experiencia en la carrera me dice esto es posible (como indicas con el ejemplo de lo que debe ser un buen medico), ya que estudiamos desde la formula matemática mas intrincada para calcular una estructura como la estética, la historia del arte y del pensamiento artístico, etc. las tres patas de la arquitectura son: utilitas, firmitas, venustas, esto es, funcionalidad, estabilidad constructiva y belleza, y ningún proyecto debería olvidarse de ninguna de estas tres facetas. si no es así, el proyecto falla. por cierto, en una revista de arquitectura que tengo en casa se trata este tema de manera muy interesante: frente a la manera tradicional de separar humanidades y ciencias surge una nueva disciplina que podría llamarse la filosofía experimental, la estabilidad de las controversias o la ciencia de la vida, todo ello en un marco integrador, cuyo limite está impuesto tan sólo por el alcance de nuestro pensamiento, y que hace referencia a un "conocimiento universal". cito una frase: "los avances científicos efectúan redescripciones de las cosas, la teoría viene a diluir la materia en una especie de música que es también una estructura matemática y la fisica no trato tanto de sustancias como de relaciones: la realidad es antes abstracta que concreta, y en un último nivel no cabría la distinción entre lo material y lo mental"
    en fin m, ya ves es un tema interesantísimo, si estás interesada te puedo pasar el articulo. 1 bsss pablo

    ResponderEliminar
  2. totalmente de acuerdo...
    en un principio además filosofía y ciencia era lo mismo.
    quizás nos falte sólo poner las cosas en su lugar.
    gracias por el artículo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40