Día del Padre

Ayer celebramos el día del padre. Una festividad importante porque recuerda la importancia que tiene la familia para el ser humano. El amor es una fuente inagotable de emociones agradables y desagradables ya que cuando queremos a alguien somos felices pero a la vez nos sentimos vulnerables ante el temor de la pérdida de dicho bien. Cuando una persona desea un bien entonces tiende voluntariamente hacia él a través del movimiento del amor. Si el deseo culmina con la posesión del objeto amado, la persona experimenta la plenitud propia del gozo. Sin embargo, si ese bien nunca es alcanzado se produce tristeza y en algunas ocasiones también puede experimentarse frustración.

Ayer era un día de agradecimiento. Se trata del agradecimiento que todos como hijos debemos experimentar hacia nuestros padres por habernos regalado el gran privilegio de la vida. Estamos a punto de estrenar la primavera. El paisaje brilla con un color especial y el sol renueva la energía adormecida durante tantos meses de lluvia invernal. Este puente vacacional es un buen momento para disfrutar del tiempo de ocio y cultivar las relaciones familiares y amistosas. No debemos olvidar que la alegría es mayor cuando es compartida igual que la tristeza es menor si se comparte entre varias personas.

Comentarios

  1. Hola, M., gracias por recordarnos el valor de lo importante. Espero que esta primavera nuestro corazón siga abriéndose y floreciendo. Besos.

    ResponderEliminar
  2. el amor mueve el mundo (aunque no lo parezca) al final todos venimos de una familia fundada sobre el amor de los padres cuyo fruto es nuestra concepción y existencia para pasar unos diicas, muchos felices y otros no tanto, por nuestro planeta. sin duda el camino merece la pena y por ello hemos de sentir agradecimiento. en definitiva, la vida es un regalo... aprovechémoslo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40