LA AUTOESTIMA

Los seres humanos son sociales por naturaleza. El ejemplo más claro queda de manifiesto en el hecho de que la primera comunidad de amor es la familia que acoge a un recién nacido en su seno. Sin embargo, pese a que cualquier persona se perfecciona interiormente en su relación con el prójimo lo cierto es que como seres individuales también necesitamos cultivar nuestros momentos de soledad para conocernos a nosotros mismoS a través de la introspección. Cada persona es única e irrepetible pese a que todos estamos unidos por una naturaleza común.

El hombre puede relacionarse con los demás pero también lo hace consigo mismo a través del diálogo interior llevado a cabo por el pensamiento. Aquella persona que se relaciona consigo misma desde una actitud de respeto, amor y aceptación tiene un buen grado de autoestima. Este ingrediente es esencial para la salud emocional de una persona puesto que el requisito para estar bien con los demás es estar bien primero uno consigo mismo. Este hecho no debe confundirse con el egoísmo. Todo hombre necesita el reconocimiento de los demás en forma de estima y amor. En definitiva, el ser humano está llamado a querer y ser querido para poder sentirse seguro, integrado y aceptado en un ambiente determinado como queda palpable en el ejercicio de la amistad. Del mismo modo, uno de los peores castigos es el aislamiento y la indiferencia.

Por el contrario, aquellas personas que no son conscientes de su propio valor y de sus capacidades de tal modo que se sienten mal consigo mismas padecen un grado negativo de autoestima. Pese a lo que pueda pensarse, el grado de autoestima no es algo innato en el ser humano. Está comprobado que muchos de los problemas de la edad adulta pueden tener su raíz en las carencias afectivas vividas en la infancia, sin embargo, cualquier persona puede mejorar su relación consigo misma a través de la actitud mental positiva que se opone al pensamiento negativo.

Somos los únicos seres del universo dotados de inteligencia y voluntad por lo que es necesario que cada persona tome conciencia de su propio valor de tal forma que refuerce sus virtudes y acepte sus defectos para realizarse vitalmente de forma plena.

Comentarios

  1. volvemos al tema de la felicidad... un medio importantísimo para allanar el camino hacia ella es la autoestima, fruto del conocimiento y aceptación de uno mismo en relación con todo lo que podemos hallar en nuestro interior y a nuestro alrededor,como son nuestras aspiraciones/capacidades, ilusiones, metas, necesidad de comunicarse y de amar...en definitiva, saber hasta donde podemos llegar y hasta donde no.el conocimiento de las propias carencias también nos facilita evitar frustaciones por no poder alcanzar aquello que no nos corresponde. todo ello conduce a la necesaria estabilidad y facilita la vida a todos los niveles bss!

    ResponderEliminar
  2. difiero en que seamos los unicos seres del UNIVERSO en estar dotados de voluntad e inteligencia, pero mucho tiene de cierto el articulo...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40