NUNCA ES TARDE PARA ENAMORARSE

Nunca he comentado ninguna película cinematográfica en este blog, sin embargo, en ocasiones creo que merece la pena hacer una excepción. El film "Nunca es tarde para enamorarse" es una invitación excelente para que el espectador reflexione sobre un tema muy humano: el amor, en este caso en concreto, el amor en la madurez.
Quizá algunas personas equiparan equivocadamente el amor con la juventud, sin embargo, todos necesitamos ser protagonistas de la vida de otras personas en cualquier etapa vital (no sólo a través de la pareja sino también a través de la amistad, el compañerismo, la familia...). La necesidad de reconocimiento del otro constituye uno de los ingredientes del alimento emocional que cualquier persona necesita para sentirse bien e integrada en el seno de una comunidad determinada como ya analizó Maslow. Una vez que las necesidades básicas están cubiertas (alimento, vestido, cobijo) surgen una serie de nuevas necesidades íntimamente relacionadas con el anhelo de felicidad que cualquier persona lleva dentro de sí misma.
En mi opinión, las comedias románticas de Estados Unidos han alimentado el mito del príncipe azul y los cuentos de Hadas que frustran a todo aquel que espera un ideal inalcanzable en la realidad que por su propia naturaleza tiene imperfecciones. Sin embargo, esta película me parece un regalo por su sencillez y por la credibilidad de la historia que es un alimento para el alma porque ofrece esperanza en el ser humano, en el amor y en la vida.
En definitiva, os invito a compartir conmigo la historia de una película excelente que os emocionará y, quién sabe, puede que también os haga soñar, especialmente, si ya habéis perdido la fe en el amor. En un tiempo donde parece que la única forma de encontrar pareja sea internet, me ha encantado el encuentro de dos personas que abren su "yo" de forma espontánea y sencilla en el cara a cara.

Comentarios

  1. Gracias por la sugerencia, M. Afortunadamente, nunca es tarde para amar y hay muchos tipos de amor. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola MN,
    no me conoces, pero te he leído algunas veces y conocí tus blog gracias a Eva. Por cierto, ¡enhorabuena!
    Como periodista, suelo investigar asuntos de calado sociológico por mi cuenta (de hecho, pronto empezaré mi doctorado). Me gustaría saber si podrías aconsejarme sobre el enfoque de un proyecto editorial que tengo entre manos, en calidad de antropóloga y filósofa. Si no es molestia, puedes escribirme a isheras83@yahoo.es y así te lo comento.
    Muchas gracias y suerte,
    Íñigo.

    ResponderEliminar
  3. Olita de nuevo M-chu, que buena peli verdad? toy totalmente de acuerdo contigo, hay unas necesidades corporales básicas pero el corazón humano, una vez satisfechas éstas, o por lo menos en cierto grado, aspira a encontrar amor, confianza, desarrollo integral, como bien dices, a través del encuentro personal a todos los niveles. io también recomiendo esta peli. pedazo de tesisss!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Eva, Iñigo y Pablo por vuestros comentarios.
    Eva: Ya falta menos para que vaya a visitarte. Te voy a pedir ayuda para mejorar algunas cosas del blog, por ejemplo, no sé cómo introducir otros blogs en mi página igual que haces tú en el tuyo. Como siempre, gracias por estar ahí.

    Iñigo: Bienvenido al blog. Espero que te animes a participar en más ocasiones. Si eres periodista imagino que tendrás blog al igual que Eva, si te apetece, ya me dirás cuál es. Muchas gracias.

    Pablo, muchas gracias por leer aquello que escribo y ser siempre tan positivo y generoso en tus palabras. Espero que tengas un buen fin de semana. Recuerdos a los demás.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40