DOCTORA EN FILOSOFÍA

Una etapa con principio y final. Un momento vital que se cierra con éxito en mi vida académica. Después de mucho tiempo de estudio puedo afirmar con un grado de satisfacción evidente que ya soy Doctora en filosofía. Un sueño hecho realidad que comparten conmigo aquellos que me quieren y me han acompañado en el camino de dudas e inseguridades que precede a todo saber cierto.

Es curioso que estuve mucho más nerviosa los días previos a la defensa que el día del examen donde me sentí capaz, profesional y orgullosa del trabajo que he realizado; sé que hay una parte de mí en cada página que he escrito para hablar y comentar en profundidad qué es la tristeza y la alegría a nivel humano (además de comentar también la naturaleza del placer y del dolor a nivel corporal). Existen filósofos que se pierden en teorías imposibles, se enredan en ideas que componen un universo perfecto de esquemas y conceptos... Admiro a Sócrates porque su forma de hacer filosofía siempre era en contacto con el otro, cercano, a través del diálogo, tratando temas muy humanos de forma clara y directa.

Tengo una clara vocación por la escritura y por la docencia; quizá son mis formas de acercarme al otro y hacer filosofía de una forma muy humana: pensando sobre la realidad cotidiana, intentando ayudar cuando puedo hacer algo por el otro, intentando potenciar y reforzar no sólo a las personas sino también su trabajo, escuchando las demandas de una sociedad con claras fisuras emocionales que a veces me hacen preguntarme: ¿qué está pasando? ¿por qué existe tanta tristeza a pesar del confort y el bienestar que nos rodea? ¿qué parte de responsabilidad tiene cada persona sobre su propio estado de ánimo?

Quizá a veces me siento un tanto extraña en esta sociedad individualista. Poco propensa a cultivar la intimidad propia de la amistad en la que cada quien se muestra y se descubre al otro de forma sincera. En ocasiones me sorprendo de la cantidad de limitaciones que se ponen a sí mismas determinadas personas que sin darse cuenta se aislan y se alejan de la naturalidad con el otro.

A lo largo de la carrera, tuve la suerte de conocer a determinadas personas que cambiaron de forma muy positiva el concepto que yo tenía de la amistad (al convertirse en mis amigos). Quizá hoy día se valora mucho a la pareja pero no se valora tanto la amistad. Sin embargo, un verdadero amigo es un tesoro que permanece a tu lado y te acompaña en el camino de la vida no sólo en los buenos momentos sino también en los malos, te ayuda a crecer y a mejorar, te muestra su mundo interior y confia en ti, te comprende en lugar de juzgarte, guarda tus secretos y valora tu intimidad...

El verano es un momento ideal para fomentar las relaciones sociales y disfrutar de la compañía del otro. Ojalá que aprovechéis el momento y paséis unas felices vacaciones.

P.D En el siguiente link podéis escuchar la canción de Diego Torres que se titula Andando y anima a seguir caminando hacia el futuro y confiando en las personas: http://www.youtube.com/watch?v=INsulixULgo

Con cariño.
M.N

Comentarios

  1. Hola, MN. Nada, sólo felicitarte una vez más por tu doctorado y por tus palabras. Sigue así, amiga.

    ResponderEliminar
  2. Maite:

    He llegado hasta aquí a través eVa y qué alegría me ha dado descubrirte. Qué interesante lo que dices, palabras que comparto plenamente. Me encantaría poder leer tu tesis, has utilizado a los filósofos del diálogo? Creo que Martin Buber, medio filósofo-medio poeta, refleja como nadie esa necesidad del otro, la plenitur que alcanzamos en nuestros encuentros.

    seguimos en contacto,

    Leo

    ResponderEliminar
  3. Hola Leo:
    Muchas gracias por haberte animado a dejar el comentario. Bubber es cierto que habla de la necesidad del otro. En la tesis cito su libro "Yo y tu" pero realmente, no soy una experta en Bubber. El pensador que más me ha impactado ha sido Victor Frankl que también muestra la importancia del otro en la propia felicidad personal. Su libro más conocido es el de "El hombre en busca de sentido", sin embargo, pienso que conviene leer muchos más libros de él para comprender su pensamiento que a mi juicio es esperanzador.

    Muchas gracias por tus reflexiones y Enhorabuena por tu curriculum (lo he leido en tu blog).
    Maite

    ResponderEliminar
  4. Hola Eva muchas gracias como siempre por dejar comentarios. Este fin de semana responderé con más calma a tus mails vale? Muchas gracias y me alegro de que las vacaciones fueran bien. Tengo la sensación de que ya hace mil años que defendí la tesis... Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ola M-chu, cuanta sabiduría hay en tus palabras, desarrollo intelectual.. sí, pero acompañado de cercanía, contacto con las realidades humanas, apertura a los demás, sencillez... siéntete acompañada en el futuro que se abre ante ti, bss

    ResponderEliminar
  6. Hola Pablo la verdad es que aunque no lo sabes pienso que tienes un filósofo dentro de ti mismo que se muestra en la serenidad que siempre mantienes ante la vida y en la profundidad de tus palabras. Es una suerte que te animes a dejar comentarios porque así los demás lectores también podrán disfrutar de tus palabras. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40