LA LÓGICA DEL CORAZÓN HUMANO

Hoy querría decir muchas cosas y, sin embargo, me cuesta expresar una idea coherente con sujeto, verbo y predicado. Me cuesta porque a veces no comprendo la lógica que existe en la mente de otro ser humano. Una mente muy diferente a la mía en tanto que soy y me considero una persona de palabra que más allá de las decepciones que haya podido acumular en mi mente y en mi corazón a lo largo de los años sigue sorprendiéndose por el sin sentido y el absurdo de algunos acontecimientos.

Ayer alguien me relataba una situación profesional que curiosamente me llevó a recordar un hecho de mi vida personal de hace tiempo. La situación profesional también me atañe a mí puesto que yo también formo parte de ese proyecto junto con otros dos compañeros. Hechos enmarcados en el contexto de palabras que no van respaldadas por la coherencia en la acción. Hechos que a veces llevan a una persona a tener que adivinar e interpretar los pensamientos del otro. ¿Para qué existe la comunicación? ¿De qué tenemos tanto miedo los humanos? ¿Por qué perdemos de vista la empatía?

Ayer una situación profesional me llevó a recordar un momento personal vivido hace dos años. Y un libro: "La reina que dio calabazas al caballero de armadura orxidada". Compré el libro por pura intuición y en sus páginas encontré las palabras que yo necesitaba escuchar en ese momento en el que a lo mejor, quién sabe, yo había sido una damisela de diadema floja o me había encontrado con un caballero de armadura oxidada (términos de la autora). El caso es que aquel libro me reafirmó en todo aquello que yo pensaba dentro de mí y me animó a no conformarme y a ser exigente no sólo consigo misma sino también con los demás para poder enfrentar el reto de ser feliz siempre con dignidad. En aquel entonces escribí a la autora para darle las gracias por el mensaje tan positivo y graticante que transmite en una sociedad un tanto desconcertante y deshumanizada en la que, a veces, me siento extraña.

Quizá hay hechos en las relaciones interpersonales que son decepcionantes, sin embargo, yo no me conformo. Ni justifico lo injustificable. Yo confío en la grandeza de las personas: que algunas no sepan manifestarla no significa que ahí fuera, en el mundo, no existan seres únicos e irrepetibles con un alma grande que merece la pena descubrir cada día.

Quiero estar en la realidad pero también quiero soñar. Soñar para poder cambiar aquello que no me gusta. Soñar para poder ir más allá de lo aparente y descubrir la verdad esencial. Soy joven y en muchas ocasiones las personas me hablan de mi ingenuidad o de mi inocencia. Lo cierto es que lo que no quiero es que cada acontecimiento negativo me envejezca el corazón antes de tiempo y me cierre a los demás. Hubo personas que me decepcionaron, sin embargo, fueron muchas más las que me sorprendieron. Yo, hoy, quiero apostar por vivir conectada a esa esperanza. La esperanza de que más allá del individualismo que existe en la sociedad presente todavía existen seres humanos en letras mayúsculas.


Rosseta Forner suele definirse a sí misma como una "hada madrina". Desde mi racionalidad de filósofa yo hoy quiero pedir un deseo a la magia y confiar en que se cumpla...

Comentarios

  1. En el mundo laboral es difícil encontrar personas que te sorprendan gratamente.
    Esta bien seguir soñando y no perder la esperanza.
    Pero siempre con los pies en la tierra, sino te pueden hacer mucho daño.

    Una vez mas gracias por tus bellos pensamientos, plasmados en tu blog.
    Gracias por compartirlos, nos alegran el día.

    Con cariño un abrazo.Besos
    1.1

    ResponderEliminar
  2. Gracias prima, hoy he tenido una tarde super chula, estuve por ahí con una de mis mejores amigas. Y es una maravilla eso de tener personas en las que confiar plenamente y hablar cara a cara. Este fin de semana tengo cena de quintos, celebramos los diez años desde que cumplimos los 18¡¡¡ je je je Me hace mucha ilusión.Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me gustó mucho tu escrito siguiente: Vivir no es sobrevivir.

    ResponderEliminar
  4. A mí también me ha encantó. No suelo dejar comentarios pero te leo todas las semanas.

    ResponderEliminar
  5. hay que soñar!!! pienso no es una afirmación gratuita, en preciso plantearnos el futuro con optimismo y no cejar en la busqueda de nuevas metas... puede que la vida y sus caminos nos sorprendan positivamente y cada vez mas y mas... bss

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias a todos por venir al blog y dejar constancia con vuestros comentarios de que lo hacéis. Me hace montón de ilusión que os animéis a participar. Hasta pronto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40