LAS PALABRAS DEL CORAZÓN

Hoy comparto con vosotros un texto que escribí a los dieciséis años y espero pueda dar esperanza a todo aquel que está sufriendo por la pérdida de un ser querido. Aunque ahora te parezca imposible. Volverás a ser feliz.

*********************************************************

Hola Maite, mi pequeña Maite:
Cierra los ojos y piensa en mí. Escucha esa música. Siente en tu piel el suave suspiro de esas notas celestiales bailando en el aire. Tararea la melodía que entona tu corazón sólo para mí para tu padre. Camina al ritmo de esta obra encantada que a nosotros nos dedican los ángeles. Es el homenaje del mundo entero hacia nosotros, en nuestro día, en tu cumpeaños.

Recuerda, solamente eso, recuerda. Abre la puerta de tus sentimientos y recibe sin temor al pasado. La llegada del cariño cicatrizará una heriada incurable y bordará sobre ella las imágenes de nuestra vida.

Duerme tranquila porque nadie te hará daño. Creo estar acunando a ese bebé despierto a altas horas de la madrugada o acariciando el cabello a una niña traviesa. Pero has crecido y ahora eres una adolescente de mirada triste que hoy cumple dieciséis años.

Apaga las velas de este sueño para que ni siquiera la oscuridad o el silencio enturbien la felicidad de nuestros momentos. Siempre, escúchame bien, siempre estaré contigo.

Viviendo en el hogar de nadie, vagando por las almas de mis fieles peregrinas y besando el retrato de un tesoro que es mi familia. Cuídate y guarda la esencia de este día que para unos será el de un milagro imposible pero para nosotros será el de una historia veráz.

Al amanecer despertarás y creerás que todo ha sido un deseo de la imaginación, un deseo de una necesidad insaciable pero es la magia que existe en tu alma la que hace posible el hechizo de quererte más allá de cualquier límite.

***********************************************************

Muchas gracias y hasta pronto. Me despido recomendándoos la canción que Shaila Durcal dedica a su madre la Gran Rocío Dúrcal: http://www.youtube.com/watch?v=HWVYmLg64L0

Comentarios

  1. que palabras tan cargadas de esperanza! es inevitable, la vida, con todas sus riquezas y la felicidad que podemos encontrar mientras transitamos este mundo, también nos depara tristezas, sentimientos de pérdida (especialmente cuando se trata de pérdida de seres queridos) y cansancio, contradicciones, incluso fracasos y desalientos. por eso yo recomendaría la lectura de este artículo a quien esté pasando por un momento difícil. a los 16 años ya prometías!! bs

    ResponderEliminar
  2. ¡Que palabras!!! Desde las entrañas, desde el alma, desde el amor y la esperanza.
    Lo leo y me deja sin aliento. Belleza sin límites. Coincido con Pablo, "a los 16 años ya prometías" y sigues ..
    El amor reside en el alma y eso nadie, te lo puede quitar. Tus sueños, tu vida ....... es lo que me inspira y llega la esperanza, la felicidad a pesar de la separación. El amor mas allá.
    Precioso Maite.
    Gracias por compartir tus tesoros.
    Con cariño
    1.1

    ResponderEliminar
  3. Hola a los dos!! Me ha gustado todo lo que decís pero me ha encantado eso de que a los 16 años ya prometía. La verdad es que a veces yo me sorprendo a mí misma cuando leo algunas de las cosas que escribí hace tantos años.

    ResponderEliminar
  4. No me extraña, que te sorprendas, no es para menos.
    Con cariño
    1.1

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40