MONIKA SONRÍE FRENTE AL ESPEJO



“Monika sonríe frente al espejo” es el título del segundo libro del navarro Iñigo Sota Heras. Pese a su juventud, demuestra en cada una de sus páginas una capacidad literaria sorprendente para construir historias que invitan a pensar sobre temas sociales de actualidad. Historias que muestran pequeños retales de vida, escenas cotidianas cargadas de significado para el lector. Momentos que quedan abiertos a la imaginación. Y es que a veces, aunque parece que el autor no lo dice todo, sí que lo hace en un libro que exalta la importancia del lado positivo de la existencia humana. Quizá por eso, Monika sonríe frente al espejo en un acto metafórico de agradecimiento hacia sí misma. La obra trata temas tan universales como el amor, las relaciones interpersonales, la vejez… El arte de la vida alcanza su máxima expresión cuando se transforma en literatura porque en ese instante el hombre es a la vez sujeto y objeto de la investigación.

El autor muestra una extraordinaria capacidad de introspección a la hora de presentar unos personajes realmente humanos. Aunque el libro toma su título del relato principal, existen otras historias que también transmiten valores, enseñan e invitan a pensar en qué es lo adecuado cuando se trata de ser feliz y de quererse a uno mismo con una autoestima sana. En ocasiones como esta, la literatura es una oportunidad para el aprendizaje vital, la superación personal y el bienestar emocional. Además, conviene destacar que la autora del prólogo es Rosseta Forner que realiza una presentación magistral no sólo del libro (editado por Atlantis) sino también de la calidad literaria y personal del propio autor. Un autor joven y con talento que poco a poco convierte en realidad su sueño de escribir para el gran público desde la humildad y el agradecimiento.

Como buen periodista, Íñigo Sota muestra un gran dominio de la palabra puesto que no sólo escribe en prosa sino que también sorprende con la calidad y la madurez de sus versos. Además, domina el arte de la metáfora. La literatura de Iñigo no está cargada de artificios sino que contiene la elegancia de la sencillez para que la forma no reste protagonismo al fondo. Un fondo que no deja indiferente a un lector que seguramente sonríe al leer el libro igual que Monika cuando se mira en el espejo.

Como dice el propio autor, debemos comenzar a querernos más a nosotros mismos e invertir el camino que tomamos habitualmente de la crítica negativa para potenciar todo lo bueno que hay en nosotros. Un mensaje profundamente esperanzador en una sociedad un tanto dada a la negatividad propia de la tristeza que aflora en forma de adicciones, complejos, depresiones, envidia… Es importante pararse a pensar para iniciar el cambio de rumbo hacia el optimismo que tiene su máxima expresión en la sonrisa que muestra por fuera cómo nos sentimos por dentro.

Iñigo Sota Heras tiene un largo camino por delante, sin embargo, este libro es su presente. Por esta razón, recomiendo la lectura de “Monika sonríe frente al espejo” a todo aquel que tenga algún tipo de inquietud vital, ganas de superación o que simplemente, quiera disfrutar y pasar un buen rato ante un libro de calidad que puede ser un buen regalo de Navidad.
Muchas gracias y hasta pronto.

Comentarios

  1. Un gusto leerte incluso en Navidad.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la idea. Seguiré tu consejo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias de verdad por estar ahí y escribir comentarios. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. He actualizado mi otro blog para dedicar un momento a la reflexión sobre la última película de Alejandro Amenábar. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  5. ¡Maite!
    ¡Muchas gracias por la reseña! Es verdaderamente mágica y te lo agradezco de veras. Me alegro de que te haya gustado tanto y que hayas conseguido sacar toda la miga a cada línea, pues fue mi objetivo desde que comencé a escribirlo.
    Un abrazo y feliz entrada de año¡¡¡¡¡

    Íñigo

    ResponderEliminar
  6. Hola Iñigo, Gracias a ti por dejar el comentario. Feliz 2010 para ti también. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Todavía no he podido dedicarme de lleno al nuevo libro de Íñigo, pero espero hacerlo muy pronto, incluso antes de que pasen las fiestas. He pasado una Navidad estupenda rodeada de familia y amigos. Tener la perspectiva de una lectura tan estimulante, estoy segura que lo es, me hace desear que pasen los días tranquilamente.

    ResponderEliminar
  8. Querida Maribel: Me alegra que lo hayas pasado tan bien, de verdad. Te mando un abrazo fuerte y hasta pronto. Es una alegría verte por el blog.

    ResponderEliminar
  9. Ola Mchu, realmente apetece mucho leer este libro que nos comentas. a veces el optimismo, el pensamiento positivo, las ganas de sacarle todo el partido a la vida que nos ha tocado vivir, se muestra en los pequeños detalles de nuestro transcurrir diario, los cuales nos invitan a sonreir, ya sea ante el espejo, por la calle o imbuidos en la lectura de algún libro que nos resulta verdaderamente interesante. así que a sonreir con frecuencia! pablo

    ResponderEliminar
  10. Hola Pablo fui con Montse a la presentación del libro. Y yo creo que el libro a ti también te gustará.

    Por lo demás, espero que pronto actualices tu blog.
    Gracias por estar ahí. De verdad.

    ResponderEliminar
  11. Hola, M-txu: Siento el retraso. Se me estropeó internet. Te agradezco mucho la recomendación y estoy segura de que será una gozada leer el libro de Íñigo. Me gusta mucho cómo defines la literatura. Besos y gracias por ayudarnos a sacar lo mejor de nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Eva, gracias por tus dos comentarios. Ya el miércoles me voy para Madrid. Un beso y ya sabes, a comprar el libro, ¿eh? Créeme, te conozco bien, y sé que te gustará.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40