Crisis económica y materialismo


El ser humano avanza en su camino hacia el progreso, sin embargo, conviene mirar al pasado para descubrir la sabiduría que nos dejaron los filósofos antiguos. Como ejemplo, comparto con vosotros una frase de Epicuro que invita a la reflexión sobre el materialismo que existe en la actualidad: "¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes sino en disminuir tu codicia".


El propio Tomás de Aquino explica en sus textos que la alegría está en relación con la virtud de la generosidad, en cambio, el vicio de la avaricia que produce un excesivo apego a lo económico, tiene como consecuencia la tristeza. ¿Por qué? Porque en realidad el deseo no tiene un límite, es decir, siempre se puede desear más y más y más... con lo cual en esa línea ascendente no existe lugar para la satisfacción sino para la queja. El avaricioso se obsesiona con lo económico y en realidad no disfruta sus bienes porque pone más atención en aquello que le falta que en aquello que tiene.


En este momento de crisis económica, la televisión nos muestra continuamente historias de dificultad. Más allá de la crisis, a veces me pregunto, si ciertas situaciones no se viven porque algunas personas han vivido durante mucho tiempo por encima de sus posibilidades, o a lo mejor, no se preocuparon de ahorrar de cara al futuro. Es difícil hablar en términos generales cuando cada historia es diferente, particular y concreta. Sin embargo, sí pienso que va llegando el momento de que en una sociedad que ha creado demasiadas necesidades artificiales aprendamos a necesitar menos y a conformarnos con lo que tenemos porque para ser feliz no se necesita tanto teniendo en cuenta que la felicidad no está en la línea del tener sino en la del ser.


Hoy me despido recomendándoos que escuchéis una canción de Fran Dieli, un joven cantante que busca su hueco en el mundo de la música. Talento no le falta: http://www.youtube.com/watch?v=lbdRWHMQDM8
Foto extraída de la web masjoven.org

Comentarios

  1. Cierto es que en muchos casos se vive por encima de las posibilidades y no se piensa en el futuro.
    Conozco a mucha gente que tiene que ir a la última, a cuenta de pagar intereses.
    ¿Han calculado realmente el importe que acaban pagando al final de los años, por todos los numerosos préstamos que adquieren?
    Seguro que más de uno se asustaría.
    Es necesario un trabajo digno, para poder vivir en esta sociedad, pero nada más.
    Hay que ver, como nos complicamos a veces la vida, por tener o querer mas de los que se puede.
    Comparto tus reflexiones. La felicidad esta en el ser.

    Un abrazo.
    1.1

    ResponderEliminar
  2. qué interesante frase la que citas de epicuro... cuánto deberíamos de aprender de tantos siglos de reflexión y de tantas personas que nos pueden orientar a la hora de enfrentarnos a las dificultades propias del momento presente. me parece especialmente interesante la afirmación de que la felicidad está en el ser y no principalmente en el tener. cuánta gente se equivoca en esto y acaba siendo menos feliz que otros que lo tienen claro y buscan la felicidad en los bienes espirituales por encima de los materiales. bsss

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a los dos por vuestros comentarios y pasaros SIEMPRE por el blog. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me encantaría que te escucharan algunos "peces gordos" que invierten en Comunicación (o en otros ámbitos) con el único afán de lucrarse, sin pensar si su ambición causa daños personales o sociales. Me encantaría decirles: "Podréis ser muy ricos, mas eso no os hará más felices".
    Hace tiempo que el "tener" ya no me dice nada.
    Un beso,
    eVa

    ResponderEliminar
  5. Cuando falta para pagar el arriendo o cuando no tienes comida para la familia, ¿les podés pedir rebajen su codicia o aquella ética propuesta anima a dejar todo en manos de los que quieren tener nada menos que todo en sus manos?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40