Debate: Soluciones a la ley del mínimo esfuerzo

En el post anterior, os comenté mis impresiones sobre la ley del mínimo esfuerzo que se manifiesta de muchas formas, pero tal vez, la forma más habitual sea la de: "No tengo tiempo". Así que, Eva hizo una pregunta muy interesante en el post anterior. ¿Qué soluciones se os ocurre que pueden existir para paliar las consecuencias de este fenómeno?

Yo por mi parte, creo que pocas. Pocas soluciones externas me refiero, tiene que ser uno mismo quien se de cuenta que está dejando a personas de lado. Es difícil además ofrecer posibles alternativas ante este fenómeno ya que aquel que afirma con frecuencia que no tiene tiempo realiza esta afirmación para justificarse ante sí mismo y quedarse tranquilo.

Este es mi punto de vista, imagino que habrá muchos así que todo aquel que se anime a participar en este debate es bienvenido. Gracias por la idea, Eva. Una buena pregunta. Platón siempre decía que la verdad se alcanza a través del diálogo entre varias personas así que podéis aportar muchas cosas, seguro.

Comentarios

  1. Hola, Maite:
    He estado pensando en lo que has escrito y, no sé, me ha parecido un poco derrotista, ¿no?

    Si todo en esta vida lo tuviéramos que aprender solos, te aseguro que nadie llegaría muy lejos.

    Yo creo que, si de verdad te importa alguien, no le dejas a la deriva. A veces no tienes por qué decir nada, pero tu presencia y tu cariño le llegarán antes o después. A veces tienes que hablar, para hacerle partícipe de tu dolor por su ausencia...

    Y, ante todo, creo que conviene no juzgar. En la vida hay etapas y a veces el tiempo no es una excusa, sino una realidad a la que tanto uno (el que se supone que abandona) como otro (el que se supone que es abandonado) deben adaptarse.

    Hablar no es fácil. Lo fácil es tirar la toalla y seguir por la acera de enfrente. Lo difícil es hablar y esperar la respuesta del otro. Tal vez porque intuimos que él también tiene cosas que reprocharnos.

    Si no nos comunicamos, corremos el riesgo de distanciarnos de las personas creyendo que ellas fueron el problema cuando, quién sabe, igual se distanciaron porque el problema era nuestro.

    Yo invitaría a la gente a arriesgarse a hablar. Puede que perdamos un "amigo", pero también puede que ganemos un amigo para toda la vida.

    Saludos y mucho ánimo con estas experiencias. De todo se aprende si uno así lo quiere.

    ResponderEliminar
  2. Hola Eva espero que tu reflexión ayude a todos los lectores del blog porque se trata de una aportación valiosa e interesante :) GRACIAS. Ya sabes que escribes muy bien.

    Yo creo que mi conclusión tiene mucho de verdad, y un psicólogo a quien yo admiro me escribió al correo para reafirmar mi propio pensamiento, sólo que lo verdaderamente valiente es reconocer que es así. Que a veces, sin justicifación, y por el famoso no tengo tiempo, nos alejamos de las personas.

    Afortunadamente, son muy pocas las ocasiones de la vida en las que de verdad no se tiene tiempo, o más bien, no se tiene tiempo para el otro: en un enfermedad grave (de hospital y de tratamiento médico duro), durante un periodo de duelo cuando se ha perdido a un ser querido o en situaciones semejantes.

    Afortunadamente en el resto de circunstancias se tiene tiempo si se quiere y si se busca. Porque las etapas de la vida, que claro que existen no son nada en comparación con la voluntad y la amistad verdadera de los hechos y no de las palabras. O mejor dicho, las etapas de la vida no tienen porqué quitar tiempo sino sumar la calidad de nuevas experiencias a una amistad. Las etapas de la vida no marcan el ritmo del destino sino que es uno mismo quien decide el camino y el tiempo al menos en relación con las personas a las que se quiere. Precisamente, por esa ley de las etapas de la vida, muchas personas pierden el contacto definitivo con muchas otras personas.

    Como dices, es verdad que se aprende de los demás así que gracias por compartir tus pensamientos y tu reflexión. Me ha gustado leerte. Lo importante, que cada quien encuentre su camino y su forma de vivir feliz. Espero que más gente se anime a dejar opiniones.

    Seguimos hablando!!!

    ResponderEliminar
  3. Maite, al final me he animado y he escrito sobre este tema en mi blg. Gracias por hacerme pensar. Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40