Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2010

Participa en el blog de Mobifriends.com

Hoy día, internet ofrece muchas posibilidades de información puesto que con sólo poner en google una palabra, el buscador te conduce como por arte de magia a miles de contenidos que pueden sorprenderte gratamente o también de forma negativa. Y es que, a veces, la calidad brilla por su ausencia en algunas páginas web donde incluso existen faltas de ortografía en abundancia, datos no contrastados o contenidos poco elaborados.

Por eso, en Internet también debemos dedicar un tiempo a seleccionar e inspeccionar lugares de referencia que merecen la pena. Hoy me gustaría recomendaros, a todos aquellos que visitáis este blog, que también estéis atentos cada día a las novedades que ofrece el blog de Mobifriends.

Se trata de un blog que ofrece artículos elaborados sobre relaciones interpersonales, amistad y sentimientos, pareja, amor y desamor, esperanza y dolor... Es decir, se trata de un blog cuyos contenidos tienen un paralelismo especial con este mismo que creé yo desde hace año y medio y que…

Causa y efecto

No sólo las leyes de la ciencia están determinadas por la ley de causa y efecto sino que en el ámbito de las relaciones interpersonales también sucede que una causa produce un efecto, eso sí, a diferencia del mundo natural, las leyes de causalidad en las personas están influidas por el plano de la subjetividad. En el que intervienen expectativas, creencias y supuestos.

En base a esta subjetividad, es inevitable que cuanto más nos importa una persona más decepción nos produzcan determinados gestos. En cambio, cuando más indiferente es alguien menos poder tiene sobre nosotros.

A veces, la tristeza anímica se somatiza en grado extremo. Atraviesa la garganta, bordea los ojos e invade cada milímetro de tu alma hasta el punto que te impide concentrarte e incluso hablar. Santo Tomás de Aquino explicó este tipo de tristeza al describir la acedia como la tristeza que impide la voz. Cuando algo nos ha dolido tendemos a huír y a refugiarnos en nosotros mismos. Santo Tomás también se percataba de…

Una reflexión poética

A veces cuesta poner palabras a los sentimientos. Definir de dónde nace la tristeza. En algunos momentos puede deberse a un cúmulo de situaciones. Y es que tal vez, todos aspiramos a que en algún momento haya alguna persona que pueda ver cómo se siente nuestra alma. Un objetivo muy difícil en medio de tanta miopía. Y es que, es curioso pero aunque no lo seamos, a veces nos sentimos totalmente indiferentes ante la mirada ajena.

Hoy quiero dormir como si el mundo fuese a ser mejor mañana. El alma pesa cuando siente tristeza por eso el cansancio es mayor. Pienso en mañana y sólo quiero volver a casa. Sólo quiero sentirme alguien ante los ojos de otro alguien que ve en mí quien yo soy. Hoy, que me siento diminuta me voy caminando hacia otra parte con mi mochila a cuestas.

Una canción de Alejandro Sanz

Cuando te paras a observar la realidad puedes encontrar mensajes profundos en diferentes ámbitos. El arte, sin duda, tiene un significado especial ante los ojos del ser humano. Hace tiempo que no os recomiendo una canción así que hoy os animo a escuchar un nuevo éxito de Alejandro Sanz titulado Nuestro amor será leyenda

Merece la pena atender a la letra.

El sentimiento es efímero

Es curioso, a veces existe sólo un paso entre sentirse importante para alguien o totalmente indiferente. Algo que no depende en realidad de los hechos de la otra persona sino de una mera percepción interior que lejos de generar confianza produce dudas. Tal vez porque damos más valor a unos gestos que a otros o esperamos que los demás reaccionen justo de la forma en que nosotros queremos. Sin duda, un laberinto emocional. Muchas gracias como siempre a quienes estáis ahí.