El final de la vida

Hoy, hay alguien que se encuentra en el último momento del camino de la vida. Espero que el camino se alargue todavía durante más días, meses o tal vez, años. Pero pocas personas pueden ser tan afortunadas al haber cumplido 95 primaveras.

Durante muchos años, he analizado el dolor, la tristeza y el sufrimiento. Recuerdo que este mismo año, una de mis alumnas de inteligencia emocional me escribió para contarme que había superado una enfermdad y que se había sorprendido al estar más tranquila de lo que pensaba. Ella consideraba también que mis clases de inteligencia emocional le habían influido en algo de manera positiva.

La verdad es que con el tiempo estoy empezando a cambiar mi propia manera de pensar y en el dolor, tal vez no existen técnicas para alcanzar el bienestar sino que cada persona muestra su propia grandeza de diferente forma. Cada quien afronta la muerte a su manera y todas ellas son igualmente válidas.

Creo que la inteligencia emocional no puede evitar que una persona sienta temor ante la enfermedad o sufrimiento ante la pérdida. Tal vez, lo que sí podemos hacer las personas es valorar la vida precisamente cuando tenemos salud y alegría.

Hoy en mi blog mando dos recuerdos: uno para la familia de esa entrañable anciana que como una valiente mañana superará una operación de cadera. Y otro para ti, en ese cumpleaños ausente que me hubiese gustado ver.

La vida y sus misterios. La muerte y sus límites. El corazón humano a veces se desgasta en medio de tanto silencio.

Comentarios

  1. "El final de la vida, ....... "
    Todo ello me lleva a pensar en la palabra AMAR.
    Quiém ama, siente dolor ... por eso
    pasado la cumbre del dolor, del inmenso vacío que deja el amorgo silencio, me queda vivir con la esperanza de que el dolor es una necesidad para poder vivir en plenitud, amando la vida y valorando cada segundo, que es un tesoro que no vuelve.
    Por otro lado, pienso que la muerte, deja en nuestros corazones a nuestros seres queridos y a veces me da la sensación que hablan desde su misterioso paradero y nos envuelven de su presencia con la palabra AMOR.
    Hay obras de arte, que dejan esa huella.

    Con la inmesidad y la fuerza de ir creciendo junto a tu blog

    Un abrazo
    1.1

    ResponderEliminar
  2. Valorar la vida para eso antes debemos recuperar la esperanza; la confianza en los demás, si estoy de acuerdo muchas veces no valoramos la salud y es lo primero para hacer realidad nuestros sueños.

    Y estoy de acuerdo con el comentario; yo lo qué hago lo suelo hacer con amor, buscando dejar mi huella en los demás... es mi forma de amar al prójimo solamente dando esperanza a la gente es como se puede entre todos construir un mundo mejor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40