Acepta la realidad aunque te duela

De normal, comparto con vosotros frases de otros autores que invitan a la reflexión. Hoy me gustaría compartir con vosotros mi propia frase para empezar con buen pie este fin de semana: "Aceptar la realidad, a veces duele. Pero sé que duele todavía más negar la realidad en un acto consciente de ceguera".
¿Qué quiero decir con esta frase? Todos deberíamos aprender a cuidarnos, estar con personas que nos respetan y valoran nuestro tiempo en base a nuestra dignidad y también al cariño. Pero también, debemos abrir los ojos y observar no tanto las palabras sino los hechos de las personas. Alguien se define por su acción, por tanto, alguien te valora o no dependiendo de las acciones que tiene contigo.
Estar tirando de alguien para que dé más de sí es agotador. Es como estar arrastrando una piedra que te destroza por dentro. Hasta que un día no puedes más, y tampoco quieres más.
Mejor, deja libre a la persona y libérate a ti mismo porque estás invirtiendo un tiempo magnífico en una persona que no se da cuenta de lo que das, y que tal vez, en cambio, otra persona de tu propio entorno necesite más de ti y de tu verdad.
Llora tu decepción si lo necesitas. Cúrate pero no dejes que la herida vaya a más. Nadie tiene más importancia que tú mismo. Y permítete cambiar la opinión que tienes sobre una persona, si no quieres caerte a un pozo de decepción en el que tal vez tú mismo entraste de forma consciente al dar mil oportunidades a quien no se las merece.
Acepta la realidad aunque te duela, porque te dolerá menos en el momento en que la asumas.

Comentarios

  1. Estoy de acuerdo. Es muy importante aceptar la realidad, para no sufrir innecesariamente. Lo importante, creo, es estar seguro de que uno ha hecho todo lo posible por conocer esa realidad, porque los hechos están sometidos a múltiples interpretaciones. Por eso, recomiendo a todo el mundo que busque todos los ángulos posibles -en el caso de una relación personal, todas las vías de comunicación- antes de tomar una decisión -sobre todo si ésta es drástica, como separarse de una persona-, no vaya ser que se esté tomando una decisión incorrecta y, por tanto, de la que uno se pueda arrepentir con el paso del tiempo. Un saludo, Maitetxu.

    ResponderEliminar
  2. Aceptar la realidad, no significa que tengas la capacidad ni el valor de poder cambiarla. Putos idiotas ignorantes los que te digan que te quedes con los brazos cruzados y no eres capaz de hacer un buen plan.

    ResponderEliminar
  3. Mira, esta interesante tu información, pero déjame decirte (y que quede claro que no lo digo en aspecto egocentrismo) Una es aceptar la realidad y otra es dejarse someter por ella. Yo si la acepto, pero eso no quiere decir que no porte las cualidades, el valor y la fortaleza de por cambiarla. Todo ser humano puede hacer lo que uno puede proponerse y todos somos capaces de hacer cosas increíbles, el idiota que diga lo contrario o te quiera persuadir con estupideces convincentes, expresándotelas con frases y un lenguaje convincente, sin ser grosero o altanero, solo con el propósito de verte la cara de idiota y que caigas en la tentación de considerarte derrotado, inútil e impotente; con el propósito de hacerte bajar la guardia, la autoestima, la seguridad y la confianza en ti mismo, entonces sus intenciones son tan sucias y corruptas como las mismas personas a las que supuestamente están tratando se hacer cambiar. ¿De que sirve que te digan que aceptes la realidad cuando su propósito es solo joderte y no orientarte? Me gustaría una respuesta afirmativa de ello. Sino entonces la gente esta tan ciega o es tan ignorante que quiere vivir una mentira con el propósito que cierto sujeto se quede arriba con sus actitudes de soberbia. Mejor aceptemos y cambiémosla.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40