El abismo de lo humano

Hoy, en cuestión de muy poco tiempo, tuve acceso al claro contraste de conocer el lado más amargo y egoísta del ser humano pero también, el más noble y bueno. Todo ello, claro está, en personas diferentes. Sinceramente, hay decepciones que aunque quiera entenderlas no puedo. Tengo mis límites y mi paciencia.




Más allá de este sentimiento un tanto negativo que tengo dentro de mí, como siempre, os traigo un poquito de optimismo, en esta ocasión, de la mano de los artículos de Son Pareja:










Para cualquier persona que lo desee, hoy me gustaría recomendar un libro que yo me leí hace muchos años y que me encantó: Dios vuelve en una Harley. Habla de cómo cualquier chica debe evitar detenerse a la espera de saber si el chico al que quiere le corresponde o no. Yo en el primer artículo me he centrado en el tema de qué hacer cuando él no llama por teléfono. Pero la realidad es que es algo extensible a otras formas de comunicación como el correo electrónico. ¿Qué hacer cuando él no te escribe o te llama por teléfono? Algo tan sencillo, como SEGUIR CON TU VIDA. Precisamente, porque si alguien tiene interés en ti podrá encontrarte en cualquier momento sin que tengas que detener tu paso.

Comentarios

  1. SEGUIR CON TU VIDA

    Penetré en la noche de San Juan,
    Acompañada por los duendes
    Ajena a todo espectáculo
    Mi corazón rebosado
    Manchado de sangre amarga
    Oprime el aire que respiro
    Y no deja contorsionar mi cuerpo
    En el baile junto a lo hoguera.

    El duende me grita¡¡
    - Pide un deseo.

    ……. Puf¡¡¡
    "Volver a sentir
    Un abrazo de pura amistad,
    Comprensión y cariño
    Donde el sentimiento de abandono
    Llegue a su fin".
    ……

    ¡Pero, no depende de mí!
    ¡ Lo he vuelta a sentir!
    ¿Por qué no rompo con el pasado?
    ¿ Por qué busco su cariño?
    ¿ Por qué no puedo seguir viviendo?
    ¿ Por qué, por qué y por qué ?

    Ceniza que acarica mis mejillas
    Rociate con una sola de mis lágrimas
    No se lo digas al viento
    Pero besa lento y dáselo.

    Contorsionando mi cuerpo
    Poseída por la caricia del humo
    Manchada por la ceniza de la vida
    Suplique un último abrazo
    Pero hoy le digo al viento
    Besa lento y dáselo.
    Y así, buscando la paz
    Yo, seguiré viviendo.

    En agradecimiento a tantas miradas ¡¡¡
    Y en especial para Maitechu, por dejar un espacio abierto a mi imaginación, desde sus profundas reflexiones.
    1.1

    ResponderEliminar
  2. Entiendo que son primas ¡¡¡Bendita genética!!!!!! Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40