Los regalos de la vida

Hoy comparto con vosotros un relato que publiqué en la revista Gente Grande de Bilaketa del mes de mayo. Está dedicado a mi madre. Se titula: Los regalos de la vida.


Vivimos en un momento de crisis económica en el que es difícil estar ajeno a la negatividad que brota de un entorno laboral incierto. Sin embargo, más allá de la tragedia cualquier esperanza es notable cuando existe una ventana en el alma en contacto permanente con la magia que brota del aquí y del ahora. Esas palabras que a veces, asustan tanto y a la vez, te hacen tomar conciencia de quién eres y de dónde vienes. La vida se vive en presente pese a que la mente nos ponga trampas y nos haga recordar el pasado o nos invite a adelantarnos (al más puro estilo de la ciencia ficción) al mañana.

Los regalos de la vida son infinitos aunque a veces, seamos incapaces de verlos incluso con una lupa de doble aumento. Es curioso, que por el contrario, otras veces incluso sí sentimos el dolor sin ningún motivo lógico y razonado. ¿Será que tenemos miedo de ser felices y nosotros somos nuestros mayores enemigos para lograr nuestros objetivos? En ciertos momentos, creo que sí. Personas que viven a la sombra de la vanidad. Egos heridos por falta de autenticidad. Miedo de no dejar huella en los demás incluso a costa, de dejar de ser uno mismo.

Conocemos muchas personas a lo largo de la vida. Algunas te dejan heridas. Otras te causan indiferencia. Pero algunas nos regalan esperanza. Una emoción que como bien explicó el propio Victor Frankl es posible de alcanzar incluso en las peores circunstancias. El eco de la vida te roza de cerca si te dejas envolver en la magia del no saber qué pasará mañana y dónde estarás. Es mejor que pienses que hoy estás vivo y estás aquí para disfrutar de esta primavera en compañía de tus amigos y de tu familia. Haz de la incertidumbre tu gran aliada para convertir tu vida en una obra de arte.

En breve celebramos el día de la Madre, con motivo de esta fecha, aprovecho esta reflexión sobre los regalos de la vida para dar las gracias a la persona que para mí es mi mayor regalo. Con cariño para ti, mamá, por esa energía positiva con la que siempre afrontas la vida incluso cuando la propia vida, a veces, deja de sonreír. Hoy te regalo la certeza de saber que me siento orgullosa de ser tu hija.

Comentarios

  1. Inmejorable .....
    Que forma mas bonita de expresar ...
    Me ha encantado y emocionado (sera por eso de la genes)
    Un beso
    1.1

    ResponderEliminar
  2. Carta de una madre
    ¡Qué bonito fue sentir tu primera patada!
    ¡Qué inmensidad fue sentir tu vida en mi cuerpo!
    ¡Qué alegría tu nacimiento!
    Y que inolvidable momento ¡Madre Mía!
    Cuando te acercaste a mi lado,
    Y susurraste a mi oido, con tus ojos chispeantes llenos de preocupacion y cariño
    !¿Qué tal estas?¡¡¡¡¡
    Ahí, me di cuenta quien habia sido mi madre,
    Y su infinita ternura.
    Hijo
    Eres el tesoro que completa mis días
    Eres la palanca que activa mi fuerza
    Eres mi maestro de la inocencia
    Eres el espejo de mi sombra
    Eres una fuerza inagotable
    Eres mi preocupación constante
    Eres un volcán de mi energía

    Eres mi conexión con el cosmos
    Porque has iluminado mi pasado
    Y bendecido mi futuro.
    Me has abierto tus manos
    Y he recordado mi vida
    Comprendiendo y entendiendo
    Esos ojos tan tiernos
    Que han iluminado mi camino
    Gracias mama.
    23/06/11
    Permite que utilice tu blog, para poder expresar el orgullo de la Mía también 1.1
    Y hoy se lo dedico especialmente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40