Rehacer tu vida tras el divorcio

Hace unos días, salió una noticia en Telecinco sobre los casos de matrimonios separados que tienen hijos en común y que luego, rehacen su vida sentimental por separado. En relación con esta cuestión, escribí un artículo en uno de los blogs en los que trabajo, Regalos para niños, titulado Las madrastras ya no son lo que eran.


Siempre se habla de cómo los niños sufren las consecuencias de un divorcio. A mí me gustaría olvidarme por un momento de ese tema, para centrarme sencillamente en cómo a veces, una separación puede afectar a un adulto. Podría decir que he conocido a algunas personas que sufrieron tanto tras una separación que nunca más volvieron a intentar iniciar una historia con otra persona. Afortunadamente, también conozco el caso contrario. El caso de alguien que tras sufrir una gran decepción y tener un fracaso matrimonial, encontró a su verdadero amor.


Sinceramente, creo que debe de ser muy dura una separación. Pero a veces, una separación puede conducir a una persona a conocer a aquella que de verdad merece la pena. En relación con esta cuestión, me gustaría contar una anécdota omitiendo todos los datos para no desvelar ningún detalle de un tema real y es que hace, dos años, recuerdo que quedé a cenar con una persona con la que tengo una gran amistad.


Y ese día, le noté una ilusión especial. Entonces me contó que había visto a otra persona que le había atraído mucho y que le había despertado una ilusión especial. Pero en ese momento, me contó que la otra persona era separada. Para mi amigo/a, esta cuestión le suponía un debate moral importante. Aún así, yo le seguí animando porque creo que no tenemos derecho de pedir que otra persona no haya tenido vida hasta conocernos a nosotros. Al final, no somos libres de elegir las circunstancias en las que nos enamoramos, sencillamente, conocemos a una persona y debes hacer balance de lo bueno y de lo malo. Encontrar el amor verdadero es tan difícil, que cuando lo encuentras, creo que no merece la pena ponerte a analizar al milímetro todas las vivencias pasadas de la que puede ser tu pareja. De lo contrario, nunca te arriesgarías, nunca darías el paso por miedo.


Al hilo de aquella noticia que os he comentado anteriormente, escribí un artículo en Son Pareja titulado Rehacer tu vida tras el divorcio. Siempre se habla de los niños en un divorcio, pero yo creo que también hay que pensar en los adultos. Adultos que merecen darse la oportunidad de volver a amar. Y que de hecho, más allá del sabor amargo que produce la decepción de un divorcio, deben ser generosos con la persona que encuentran en su camino.


Muchas gracias como siempre. Hoy también me despido con música, Alejandro Sanz, Desde Cuándo. Una canción que muestra en parte que lo importante no son las circunstancias en las que encuentres a esa persona que puede que cambie tu vida para siempre, lo importante, ES ENCONTRARLA. Abre los ojos, porque sencillamente, tal vez esté a tu lado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40