Banco del tiempo

Ya lo he pensado bien. Como os dije, y siguiendo la recomendación de un amigo de la Umafy, seré voluntaria del Banco del Tiempo. Ahora está el eterno dilema... ¿Qué es lo que puedo dar? ¿Qué puedo ofrecer yo a los demás? Parece sencillo, pero a veces, elegir una opción no es tan fácil. En cualquier caso, creo que me decantaré por temas emocionales.




El Banco del tiempo está ya en muchas ciudades así que ojalá que os animéis a participar. Dar tiempo, es bonito incluso, cuando se tiene la sensación de no tenerlo. Hoy os dejo un artículo que me gusta porque entra dentro de mi vocación: Filosofía y psicología, el arte de pensar en lo humano.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40