Consejos para psicólogos: potenciar la profesionalidad

Mi tesis es un puente entre la filosofía y la psicología. De hecho, gran parte de la bibliografía de mi tesis y de las citas que tomé como referencia pertenecen a psicólogos o a psiquiatras. Lo cierto es que hoy día, queda mucho por hacer en la integración de la filosofía a nivel social. Sin embargo, y aunque parezca lo contrario, también queda mucho por hacer en el hecho de normalizar algo tan necesario y tan positivo como pedir ayuda. Es decir, como confiar en alguien profesional que pueda echarte una mano. Muchas personas tardan demasiado tiempo en dar el paso. Del mismo modo, a veces, se tiene la imagen equivocada de los psicólogos. Se piensa que cobran demasiado por su trabajo. Siempre que he escuchado esto me pregunto cómo hay gente a la que le puede doler tanto gastar dinero en SALUD y en BIENESTAR.


Cuando estaba al final de la tesis, en el último año, recuerdo que cogí las páginas amarillas y envié el currículum a algunos psicólogos de mi ciudad. Yo estaba convencida de que con mi formación yo podía ofrecer algo a la psicología al igual que a mí, me hubiese encantado poder trabajar con un psicólogo en un proyecto pequeño y poder aprender de él.


En aquel entonces, tenía la intuición de lo que yo podía ofrecer, hoy mi experiencia como redactora en temas de psicología, me ha hecho darme cuenta de muchas cosas, entre otras, que un blog es un complemento perfecto para la consulta de un psicólogo, para atraer clientes y para mostrar una línea de pensamiento. Lo sé porque ya hay muchos profesionales que la tienen. De hecho, si recordáis hace un año os hablé de una página web porque una persona me escribió directamente para pedirme que le diese un poco de promoción. Al igual que en otros momentos, otras personas a nivel particular me han escrito ya para contarme una historia personal y pedir ayuda.


Desde mi humilde experiencia y desde mi corto recorrido en el mundo de los blogs, pero sumando también la formación que adquirí en la tesis, hoy os recomiendo un artículo que publiqué hace casi un mes: Consejos para psicólogos: potenciar la profesionalidad


Por supuesto, acepto todas las critícas pero es mi punto de vista. Está escrito con respeto a la excelente labor que realizan los psicólogos. Y en relación con este tema, también os traigo otro tema actual: Cuándo acudir al psicólogo por problemas laborales


No entiendo por qué tenemos tanto miedo de pedir ayuda. Para terminar quiero matizar algo que también forma parte de las conclusiones de mi tesis: la psicología es importante, sin embargo, la filosofía debería ocupar el lugar que merece a nivel social.


Muchas gracias como siempre.

Comentarios

  1. Así es y más en nuestro tiempo. acudir a un profesional no es sólo tarea de Woody Allen (disculpad la broma). podemos estar plenamente sanos a nivel físico y al mismo tiempo padecer o sufrir a nivel anímico. probablemente la salud mental o su ausencia exigen profesionales de mucho calado, precisamente porque no hay un manual que explique todos los casos. hemos de valorar esto en el sentido de que la psicología y la psiquiatría son dos disciplinas que exigen la mejor de las cualificaciones. un abraz

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40