Respetar el espacio de los demás

Queridos lectores, hoy os traigo un artículo que escribí hace bastantes días pero que me gusta mucho: Respetar el espacio de los demás.




Parece algo sencillo pero no lo es. Incluso, hay una idea que no expresé en su momento en el artículo y que hoy me gustaría matizar. Creo que cuando una persona ha hecho daño a otra debe de entender que no es la persona más adecuada a la hora de ayudarle a superar el dolor. ¿Por qué? Sencillamente, porque cuando alguien nos ha hecho daño nos protegemos por puro instinto de supervivencia.




Es difícil ver el alma de los demás, sencillamente, porque a veces, nos resulta muy complicado vernos a nosotros mismos frente a ese espejo llamado "yo".




Hoy, os regalo a todos otra frase que escribí con 19 años en la carrera: "He olvidado mi razón en un rincón del jardín de mi casa. Hablaré desde el corazón a través del sistema de código morse según el número de latidos que envuelve mis ojos. Hoy renuncio al amor a la sabiduría y me convierto a una nueva religión: seré amante del amor. Y desde esta nueva dimensión de la filosofía, descubriré un nuevo tipo de matafísica elaborada desde el sentimiento".




¿Qué es la metafísica? Sencillamente, creo que es una parte de la filosofía que resulta difícilísima de explicar a personas que no han estudiado esta carrera. Pero en cambio, lo que muestra este texto es que en filosofía existen diferentes campos de conocimiento. En aquel momento, intenté mostrar una especie de rechazo a la racionalidad extrema para dar valor al sentimiento que defienden algunos filósofos como punto de encuentro con la realidad. Pascal es un ejemplo.

Comentarios

  1. Querida Maite:

    Has tocado muchas fibras en este artículo.

    Sentimientos, dices "He olvidado mi razón en un rincón del jardín de mi casa" y me ha llevado a recuerdos como aquellas tardes que bajabamos a tu pueblo, siempre el jardín de ahora tu casa, donde mi querida tía Pilar, nos recibía con una gran sonrisa en su rostro y mi mayor felicidad era bajar esas oscuras escaleras,que llegaban al gallinero, para poder contemplar si habían puesto muchos huevos, a escondidas disfrutaba asustando a las gallinas, era algo que lo tenía prohíbido, pero quizás por eso me gustaba tanto. Decía la tía que si se asustaba no ponían huevos. Y no te digo nada, cuando llegaba al jardín con aquella gran higuera que lo ocupaba todo y llena de sus esquisitos frutos, que no llegue nunca a empacharme, a pesar de comer hasta reventar ……..eran y son mi perdición.
    Entonces tu no estabas, por eso no te sonará.

    Un mundo entre la razón y el amor.
    Yo me lanzo por los sentimientos, por el amor, …. Como te tiraste a la piscina en tu frase a tus 19 años.
    Y creo que puntualmente hay que aliñar el cóctel con un poco de razón.

    RESPETO es la salsa para cualquier relación de amistad.
    Respeto y amor van de la mano.
    Respeto en tu mirada.
    Respeto en tus labios
    Respeto a la vida
    Respeto en tu alma.
    Respeto es renuncia
    Respeto es amar.

    Tarea que dejas pendiente, averiguar sobre esa palabra "metafísica"
    Un lento e intenso abrazo 1.1

    ResponderEliminar
  2. Jo, yo nunca conocí gallinas en las casa de mi abuela. Anda que no está cambiada esta casa desde entonces. Ya ni siquiera está la higuera. Todo más moderno, más bonito, pero falta ella, mi abuela. Me has hecho llorar (no es culpa tuya). La gran añoranza en mi vida siempre es mi abuela. Es increíble cómo se puede querer tanto a una persona que ya se ha ido y con quien tengo tantos recuerdos.

    Que sepas prima, que eres especial para mí:))) Este blog no sería lo mismo sin ti y esas palabras que siempre me hacen recibir cariño.

    Maite N

    ResponderEliminar
  3. Me quiere sonar que al fonto estaba el burro¡¡¡¡"Pero ese desapareció, mucho antes que la higuera"
    De todas formas es bonito poder llorar, por sentir el amor de una abuela, como "ella" y tener la suerte de ser su amada nieta.
    Somos afortunadas por recibir el calor de esas abuelas que nos han dejado tanto amor ... por eso es normal que no olvidemos y sintamos una lágrima de amor caer por nuestras mejillas.
    Yo también tq y te admiro 1.1

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40