Coaching y PNL

Debe ser normal que cuando acabas la tesis tienes la sensación de que nunca más volverás a estudiar. Un amigo del doctorado me dijo que él tardó dos años en recuperarse del cansancio de estar metido tanto tiempo investigando un mismo tema. Y no sé si será casualidad o no, pero es el tiempo que yo he necesitado en volver a estudiar con ilusión. En este caso, se trata de un experto sobre Coaching y PNL que la Universidad de Comillas imparte en mi ciudad.


Empiezo este viernes por la tarde así que espero poder aprender mucho, para aplicar los conocimientos a mis escritos. Y evidentemente, también espero que cuando acabe el curso dentro de 15 meses, pueda abrirme nuevas puertas profesionales.


Estoy súper contenta la verdad, con montón de ganas de aprender y también, con tranquilidad porque dentro de toda la incertidumbre que de momento me produce este curso que me va a suponer gran esfuerzo, también tengo la tranquilidad de saber que uno de mis compañeros será uno de los profesores de la Umafy. El hecho de conocer a alguien te da una gran tranquilidad en cualquier ámbito porque al final, somos seres sociales por naturaleza, por ello, es tan importante el buen ambiente en una clase para poder estar bien, aprender y claro está, también conocer gente nueva.


Para despedirme, os dejo con un nuevo artículo: Alzheimer, el naufragio del olvido


Gracias como siempre.

Comentarios

  1. seguro que estás disfrutando aprendiendo. qué bonito estar abierto a nuevas ideas y conocimientos y experiencias. y a nuevas personas. qué bonito no decir nunca ya no tengo más que aprender. enhorabuena maite

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40