No seas emocional, sé práctico

Me fijo en la inteligencia de las personas tal vez, porque me gustan las personas de las que puedes aprender algo positivo. En este blog siempre os acerco a temas de Inteligencia Emocional. Así que hoy comparto con vosotros un consejo que me encantó y que me ayudó este miércoles: "No seas emocional, sé práctico".



¿Por qué me gustó esa frase? Porque pienso que es bueno poner límites a la emoción, y a veces, tiene que llegar alguien desde fuera para decirte "STOP". Hay vida más allá de la emoción y el sentimiento. Y es que, la emoción puede darte fuerza, pero también puede debilitarte. Por ello, como decían los clásicos no hay nada como encontrar el equilibrio entre razón y sentimiento.




"No seas emocional, sé práctico". La frase no es mía pero la tomo prestada porque estoy segura de que puede ayudar a más personas. Al menos, yo lo hice, fui práctica y gracias a eso, tuve un jueves súper positivo aunque en un principio fui en contra de mi propia emoción.




Gracias y feliz domingo. Te dejo un artículo: La tecnología al servicio de la empresa.

Comentarios

  1. Buen domingo, Maite.
    Interesante entrada. La clave está en el equilibrio. Lo difícil es tener claro cuando el corazón debe dejar el sitío a la razón. Por supuesto que hay terrenos en los que prima ser prácticos: en todo lo que se refiere a la organización y planificación, laboral, familiar, personal...sin perder en ningún momento el matiz humano necesario. Creo que mucha gente (sé que no es tu caso) confunde ser práctico con ser frío. Por supuesto, que tenenos que tener claro que a veces hay que aparcar las emociones para garantizar la eficacia.
    Es un verdadero gusto pasa por aquí.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. El sentido de práctico es positivo, y es que a veces, en medio de la emoción es imposible ir más allá para ver las cosas con objetividad.

    Gracias a ti y un abrazo.
    Maite N

    ResponderEliminar
  3. Nadie es totalmente emocional o totalmente racional, siempre predominan más unos rasgos que otros en la forma de ser de cada persona.
    ¿Es una ventaja ser racional y una desventaja ser emocional? Creo que lo importante es conocerse uno bien a sí mismo y crecer, potenciando las virtudes y limando los defectos. Lo fundamental es aprender a controlar las emociones para que éstas no nos anulen, y no me entendáis control como sinónimo de represión. Estoy de acuerdo en que hay que buscar el equilibrio. Quizás las personas emocionales se caractericen por actuar y luego pensar, vivir todo de forma intensa (lo bueno y lo malo), dejarse llevar, no pensar en las consecuencias futuras sino en el aquí y ahora....y las personas racionales sean más tranquilas, discretas, no se dejen guiar por sus impulsos, vivan sin alterarse demasiado, evitando todo lo que les pueda causar daño...
    Sinceramente pienso que lo clave es que siendo racional o siendo emocional, uno sea feliz.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por el comentario, me ha gustado mucho. No quise decir ser práctico SIEMPRE. Ni mucho menos, claro que cada uno debe conocerse a sí mismo y aceptarse como es.

    Pero me gusta la idea de pensar que cuando estás desbordado por una emoción (como la ansiedad o el miedo) que te impide, te paraliza y te lleva a evitar una situación, puede venir alguien desde fuera, centrarte, y a partir de ahí, pensar más en la acción que no en el sentimiento que tienes.


    ¿Cuántas veces hemos hechos planes con pocas ganas que fueron una maravilla? Es bueno dar importancia a la acción, sencillamente, porque la vida es práctica, la vida no se vive en la teoría sino en la verdad de cada día.

    Así que sí, seamos todos EMOCIONALES (de hecho, muchas personas deben aprender a serlo más) pero también, seamos PRÁCTICOS. Todo ello, en equilibrio, armonía y en su justa medida.

    Besos para todos.
    Maite N

    ResponderEliminar
  5. Te felicito Maite como primera parte de la balanza por acercarnos a estos temas tan interesantes de Inteligencia Emocional y en la otra, compensando felicitación a nuestra querida Malu y ese anónimo, que inteligentemente han ampliado tu punto de partida.

    Nuestro objetivo debe ser equilibrar la balanza de lo racional y emocional para ser mas felices totalmente de acuerdo.
    La felicidad se consigue con las tareas bien hechas, donde no hagas daño, ni a tí mismo, ni a los demás.
    Y en ese equilibrio igual debemos aprender a ser fríos y olvidar. . Aparcar los sentimientos.
    Agarrarnos al presente, disfrutando de las pequeñas y grandes cosas. Estacionar los sueños, que asoman como cambios de estaciones, alterando "el vivir"
    Racionalizando los sentimientos. Dejándo un hueco de calor en nuestra razón y con ese equilibrio ir soltándo el lastre que no nos deja crecer.
    Y cuando el día amanece con sentimientos de desnudez, confiar. Confiar en la inmensidad de la palabra AMOR.
    Como dices prima " alguien que consiga centrarte" Es una esperanza. Una mano amiga.
    Y también podemos recurrir a nuestra propia fuerza, buscando una sonrisa, esculpida en el aire, no lástimada y seguir viviendo en el calor de tu espacio.
    Y con blogs como este, vamos aprendiendo de lo que todos llevamos dentro.
    Un besazo 1.1

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40