Te han eliminado del messenger

Imagino que vosotros en algún momento también habréis recibido un mensaje de correo electrónico supuestamente apto para saber quién te ha eliminado del messenger. Siempre que lo he recibido, me pregunto cómo hay alguien que pierde su tiempo en reenviar algo así, por ello, nunca lo he mandado a nadie. Sin embargo, cada vez que veo ese programa me viene una idea a la cabeza: Me da exactamente igual quién me haya eliminado del messenger.


Es un poco triste pensar en la noción de amistad que empieza a estar impreganda del lenguaje virtual pero de una forma negativa. Y es que, veo a personas obsesionadas con acumular 500 amigos en facebook, con un sentido nulo de la intimidad y de la prudencia. La intimidad empieza incluso por algo tan simple en apariencia como una fotografía.


Creo que la gente debería empezar a preocuparse más por una relación real. ¿Quiéres saber quién te ha aliminado de su corazón? Esta sí que es una pregunta real, profunda e inteligente dentro de la amistad o el amor. Y también... ¿A quién has borrado de tu vida en el último año?


Existe algo fantástico en el ser humano: la libertad de empezar a querer y también, la libertad de dejar de hacerlo. Por ello, no te sientas culpable en caso de que hayas decidido alejarte de ciertas personas, porque tienes tus razones, tienes derecho a cambiar de opinión y además, debes rodearte de gente que te ayuda a ser más feliz. Por ello, espero que tampoco pierdas la oportunidad de dejar entrar en tu vida a personas nuevas que merecen la pena.


Si crees que ya todo lo conoces, que no hay nadie que pueda sorprenderte, entonces, tal vez, vives con un concepto equivocado. Y es que, tal vez mañana, conozcas a ese mejor amigo que llevas toda tu vida esperando. A lo mejor dentro de dos semanas, vuelves a enamorarte cuando pensabas que eso no volvería a suceder nunca. Sólo tienes que molestarte en conocer un poquito más aquellos que se cruzan en tu camino. Pero las cosas no suceden solas: tienes que poner de tu parte.


No me importa quién me ha eliminado del messenger, me preocuparía más que alguien dejaría de mirarme a los ojos.

Comentarios

  1. asi es Maite. al final la vida en sus múltiples facetas nos trae sorpresas, si no cada día, sí de vez en cuando. lo cual me parece es muy bueno. no hay peor enemigo que la rutina, la invariabilidad, como quien siempre ve la misma cara iluminada de la luna. es preferible que las sorpresas sean positivas. pero puede que también lo sean negativas. de una manera u otra el síntoma es claro: estamos vivos! bss pablo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40