Y tú... ¿Qué admiras?

La admiración es uno de esos términos que creo que muy poca gente valora de verdad en la vida. Admirar es valorar algo muy en positivo de otra persona, algo que te hace bien. La decepción profunda, de hecho, se produce cuando después de haber admirado a alguien te encuentras con una realidad amarga.




En una sociedad cargada de mitos falsos y de relaciones, a veces, bastante superficiales. ¿Qué admiras tú? Yo, con los años, he aprendido a valorar de verdad las cosas más pequeñas que son las más grandes. Admiro a las personas que cuidan de los pequeños detalles, aquellos que siempre te responden un correo electrónico de forma amable, quienes son coherentes entre aquello que dicen y aquello que hacen... Admiro a quienes no se comportan como si les sobrase el mundo. Hay gente que se comporta como si tuviese tanto cariño que ya le sobra de entrada cualquier afecto ajeno. Y en cierto modo te dicen: "Ni te acerques".



Admiro a la gente que no tiene miedo de dar, ni tampoco de recibir. Nadie está obligado a dar algo que no quiere, por eso, es mejor no decir algo que luego no se tiene intención de cumplir. Admiro la amabilidad, la gente que intenta hacerte la vida agradable, y a veces, ni siquiera sabes muy bien por qué. Quien te abre la puerta para cederte el paso, quien se ofrece para llevarte a casa en coche, quien te dice cosas bonitas, quien te conoce de hace poco tiempo y te escribe para quedar...




Admiro la verdad, admiro que alguien te pida perdón mirándote a los ojos cuando te ha hecho daño, admiro la valentía de la gente que intenta mejorar, que no se conforma con el "soy así". Admiro a las personas que son agradecidas y saben valorar siempre aquello que se ha hecho por ellas.




En definitiva, admiro a las personas que son capaces de salir de sí mismas, de sus propias necesidades y de su propio ego.

Comentarios

  1. Y .... después de tu legado fantástico
    Compartido en su totalidad

    Admiro la transparencia.
    Admiro la inocencia.
    Admiro el silencio y la escucha.
    Admiro la fuerza de las personas que no se rinden, ante la enfermedad, la muerte, la adversidades de la vida ....

    Recuerdo la sonrisa de una niña, ahora adolescente que irradia felicidad y ayer me enteré que esta pendiente de un transplante de médula.
    Pensé por un momento la vida no es justa.

    Admiro la sonrisa de esa niña.

    Un abrazo 1.1

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. También comparto esa admiración de la gente enferma que lucha con fuerza por su vida.

    Y también admiro tu constancia a la hora de seguir este blog. Mi agradecimiento infinito y todo mi cariño:)))

    MIL GRACIAS por acompañarme aquí:)))

    ResponderEliminar
  3. Querida Maite, feliz año, felices proyectos, felices logros...
    Yo, como l.l, como tú, como tantos, admiro a la gente con la fuerza vital que emana de vivir con ganas.
    Admiro a la gente que cree en sí mismo y en los demás, a pesar de los tropezones.
    Admiro a la juventud que representas, con ímpetu, con esa gran capacidad de trabajo, con confianza, con alegría compartida.
    Y envidio, a veces, aunque no admiro, a las personas capaces de deshabitar el corazón de sentimientos y pensar sólo usando la razón, sin vueltas ni contrapartidas.
    Y sobre todo me ADMIRA todas las posibilidades que nos ofrece la vida, cada día al empezar un nuevo día.

    ResponderEliminar
  4. Hola Malu:
    Feliz año para ti de todo corazón y para toda tu familia. Que el 2012 te dé lo mejor de lo mejor y que sigas alegrándonos con tu blog cargado de esencia y de optimismo.

    La verdad es que la admiración es una palabra filosófica preciosa (de ahí nace la filosofía, de admirarte de las cosas). A partir ahora, pienso utilizarla mucho más.

    La realidad es que veces, te das cuenta de lo que admiras, también a raíz de un comportamiento que NO ADMIRAS, es decir, a partir de una decepción.

    Besos y mil gracias:)))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo admiro todo lo que publicas y también los comentarios de aquéllos que te responden...admiro los momentos e instantes Mágicos que nos ofrece la Vida,admiro todo lo bueno y lo malo que me sucede,porque Todo Enriquece pero además FORTALECE...admiro tener una buena compañía...admiro las cosas imperceptibles a la vista,y también todo lo material que resulta agradable a nuestros sentidos...y etc,etc,etc...porque todo lo que se puede admirar no cabe en este humilde comentario.Saludos y hasta pronto

      Eliminar
  5. cuánto nos llena de gozo íntimo encontrarnos con esos detallicos que nos regala la vida. tantas cosas aparentemente pequeñas que esconden una realidad grandiosa. aquella realidad que nos reconcilia con la naturaleza humana, la existencia de personas en nuestro entorno que nos provocan esa admiración. unos encuentros que nos hacen pensar, la vida tiene sentido, el mundo no es tan malo, hay luz más allá del tunel. bsss, pablo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40