El regalo del tiempo

Alguien me preguntó hace unos días: ¿Cuál es el mejor regalo que una persona puede hacer a otra? Y yo, después de pensarlo, le respondï: TIEMPO. Ese elemento invisible a través del cual, alguien tiene la capacidad de hacerte sentir importante, o por el contrario, completamente insignificante en su vida.


Lo mejor es aprender a afrontar con el menor dramatismo, esta selección de tiempo que todos hacemos en nuestro día a día. Evidentemente, a veces, se producen choques de intereses. Así sucede cuando muestras interés por alguien que directamente, te responde con indiferencia. Aunque esa indiferencia, esté supuestamente, bañada en buenos propósitos.


Hay algo que aprendí hace mucho tiempo: cuando se quiere, se puede. Por ello, aprende a querer a quien te quiere, a quien te lo pone fácil. El cariño no implica escalar una montaña, tener que hacer méritos hasta que te desgastas. Si alguien quiere abrirte su corazón, lo hará porque quiere hacerlo. Y si no tiene ninguna gana, entonces, no lo hará por mucho que tú te esfuerces.


Esos momentos, duelen un poco y causan decepción. Pero son esas decepciones las que te ayudan a valorar el cariño que recibes por otro lado o te animan a decir eso de: "Bienvenido a mi vida", "Gracias por estar aquí".


No juzgues los motivos por los que otra persona tiene para actuar de cierto modo. Preocúpate de ti, cuida de ti y de tu bienestar. Tal vez te cueste asumirlo, pero alguien que te valora no te hace sufrir por pura inercia. ¿Cómo responder a alguien que te trata con indiferencia? Con la misma indiferencia. Especialmente, cuando ya tienes totalmente asumida la verdad. Es decir, cuando ya has vivido en primera persona esa indiferencia en más de una ocasión por parte de la misma persona.


P.D Dedicado a todos aquellos que se dan a los demás, y por eso mismo, también sufren más. El dolor es menor desde el individualismo. Sin embargo, cuando haya algo que te duela, piensa, simplemente, que gracias a haberlo intentado te das cuenta de que no cuentas con un nuevo amigo. Os dejo con una frase para pensar: "Es duro caer, pero es peor no haber intentado nunca subir" (Theodore Roosevelt).

Comentarios

  1. al hilo de este post me acuerdo de una frase que escuché de una buena amiga: el cariño que le tienes a una persona se mide por el tiempo que dedicas a comprarle el regalo de cumpleaños. pues si, hay personas que se cierran en banda cuando intentamos acercarnos a ellas. pero, como muy bien dices, no somos quien para juzgarlas, puede que ahora no sea el momento. y siempre con el optimismo que da saber que estamos actuando bien. bss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40