Blancanieves y el cazador

Ayer fui al cine para ver una película que me gustó: Blancanieves y el cazador. Los cuentos de hadas también se actualizan, y ahora, la dulce princesa deja aparcado a su príncipe de la infancia para enamorarse de un estereotipo totalmente diferente: un hombre viudo que vive sumido en el alcohol para superar la pérdida de su mujer. Y que sin embargo, le muestra una lealtad absoluta. Esta película muestra que el amor no implica tanto palabras como hechos. Y también, que a veces, puedes optar por el camino aparente porque es el más sencillo, cuando en realidad, tu destino está en la historia más complicada. Para despedirme, te dejo con un nuevo artículo: Cómo ser mejor persona. Muchas gracias y feliz miércoles.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40