Cómo ser autocrítico con las críticas recibidas

En la vida, recibir críticas, es algo habitual. Por ello, hoy te propongo un ejercicio: Ser autocrítico con las críticas recibidas. O lo que es lo mismo, ten personalidad y amor propio a la hora de valorar qué hay de verdad y de mentira en un comentario externo. Feliz inicio de semana a todos, y no dejéis de sonreir, porque por suerte, a pesar de la subida del IVA, la sonrisa sigue siendo gratis.

Comentarios

  1. Hola Maite: así es. la crítica que nos viene del exterior no ha de ser aceptada como algo impositivo y que debamos aceptar sin reservas. mas bien, ha de ser un complemento (necesario, eso sí) para que cada uno crezcamos de acuerdo con los propios objetivos y metas. no podemos escondernos debajo de una cama ante los demás! y gracias a ello podemos aprender de los comentarios de todas aquellas personas que nos conocen e incluso de estamentos sociales más amplios. seguro que Robinson Crusoe tuvo problemas en este sentido. bsicos, P.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu final "No existe nadie perfecto, ni siquiera quien te criticó a ti".
    Besos 1.1

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos por participar. Muchos besos:)))

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40