Querido coachee

Este fin de semana, nuevamente, hemos tenido sesión intensiva del curso de coaching. Cinco horas un viernes y nueve horas en sábado, realmente, es gratificante pero también, agotador. Hoy en el curso nos hablaron de la gratitud, así que al hilo de esta cuestión, comparto un artículo que escribí esta semana en Psicoblog sobre este tema: Ser feliz es estar agradecido. MUCHAS GRACIAS, a todos, por ayudarme a crecer, por darme ilusión y por seguir mis pasos. Y de regalo, quienes quieran hacer coaching a través de la música, os recomiendo una canción: Maravillosa criatura de Sergio Dalma.

Comentarios

  1. Querida Maite, es admirable la ilusión que pones en tu trabajo y en tu formación. Espero que nunca la pierdas. También es muy grato y muy de agradecer que compartas con todos nosotros tus conocimientos, tus ideas y tus sentimientos.
    Que sepas que sigo entrando casi a diario a tu blog, aunque sea silenciosamente.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias también para ti Maite!! es muy importante mantener vivo ese niño interior durante toda la vida. lo cual se manifiesta de muchas maneras pero la capacidad de agradecer, de sorprenderse, de renovar la ilusión en cosas aparentemente nimias...
    son signos muy positivos contrarios al endurecimiento del alma, al tedio, a la falta de metas aunque se tengan todos los años posibles. un niño sonrie, es inocente, no entiende la vida sin el cariño y descubre que hay muchas cosas que aprender... bsicos, P.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40