Decálogo del bienestar interior

A mí me gusta el otoño, es una época que me inspira para vivir y sacarle más partido al tiempo, aunque parezca contradictorio. En medio de las largas horas de sol del verano, muchas veces, desperdiciamos los minutos. Hoy os traigo novedades en Guioteca gracias al artículo Decálogo del bienestar interior que espero que os guste, os ayude y motive como siempre para vivir un poco mejor. Por otra parte, recordaros que el 15 de noviembre, el Teléfono de la Esperanza celebra el Día de la Escucha. En esta ocasión, la celebración se centra en Cuidar al cuidador. Pero en una metáfora que espero os ayude a pensar, me gustaría precisar que todos somos en realidad cuidadores de nosotros mismos. ¿Cómo te tratas a ti mismo?

Comentarios

  1. No sé cómo explicarte la cadena que han ido formando tus últimas entradas en mi mundo particular. Algunas veces omito el comentario porque, inevitablemente, sería demasiado largo y personal. Pero hoy se me hace necesario que sepas cómo me llegas, amiga mía. Hubo algo así como "espera más de ti mismo que de los demás", no sé si lo sustituye "las decepciones...emocionales" que da en la diana también, "el dolor ajeno" y "gracias", éste último, recíbelo de vuelta con todo mi cariño.
    Y hoy este decálogo!!!
    He asistido a jornadas y talleres sobre "cuidar al cuidador" y en todas ellas he comprobado que lo que más le cuesta al cuidador es pedir ayuda. Porque a veces uno se está ahogando y no le quedan fuerzas para elevar los brazos, ni por instinto de supervivencia.¿Es que nadie lo ve? Ese es el drama del cuidador: se siente invisible, siente que nadie ha imaginado en profundidad una jornada suya. Por eso, el cuidador se calla, y por eso ha de empezar por cuidarse a sí mismo, el cuidador de otros y el de sí mismo.
    Quizás con tu herramienta, haciendo un tic en cada punto de ese fantástico decálogo.
    Un abrazo, Maite.

    ResponderEliminar
  2. Es un gusto leerte.
    El tiempo para cuidarse, escasea, con el trajín diario.
    Cierto que debemos comprimir el aire y respirar espacios personales.
    Respirar tu juego de palabras que nos alegran mas allá.
    Es un regalo, que yo me hago.
    Un besico y feliz fin de semana.
    1.1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tu visita es UN REGALO que me haces a mí.
      Un abrazo y muchas gracias, de corazón, por estar y dejar tu huella digital:)))

      Eliminar
  3. Hola Malu, gracias a ti, por hacer esa reflexión interior y compartirla. El silencio de un blog, a veces, es atronador cuando se habla de ciertos temas, por eso, se agradecen tanto los comentarios y más cuando son como el tuyo, salidos desde EL CORAZÓN.

    Buen domingo y MUCHAS GRACIAS, por seguirme desde hace tanto y seguir aportando cosas nuevas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40