El dolor ajeno

El dolor ajeno es una realidad tan real que cuando algo te ha dolido de verdad, no hay trucos ni remedios que valgan aunque procedan del psicólogo más prestigioso del mundo. Si algo duele, te deja tocado y a veces, también, hundido. Y la pena es que el remedio para muchos dolores se reduce a una palabra: PERDÓN. Pedir perdón es algo propio de almas grandes, pero existen personas que no lo saben. Y en cambio, aquel que es herido y ni siquiera recibe un perdón, se siente de una forma inexplicable.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40