Adelantarnos al tiempo

En muchos momentos, me doy cuentá de cómo nos adelantamos al tiempo de una forma sorprendente y de un modo que no me gusta porque cada vez soy más consciente de que tomar decisiones antes de hora no es nada bueno. Te saca de tu presente, te roba la paz de este instante. Sensaciones de este tipo las he tenido en momentos tan cotidianos como por ejemplo, al recibir la oferta de cursos de la Casa de la Juventud de la ciudad en la que vivo donde dicha oferta se lanza con prácticamente, dos meses de tiempo. Es decir, en otoño tienes que apuntarte a los cursos de invierno, en invierno a los de primavera y en primavera a los de verano. Un contrasentido en sí mismo. Así que aunque quiero apuntarme a un curso sobre Emociones para el próximo mes de enero en la Casa de la Juventud, de momento, vivo mi otoño y me apuntaré cuando llegue el invierno. Cada vez me gusta más lo de vivir el momento. Hoy me despido con un artículo publicado en Empresariados: emprender es aprender. Feliz fin de semana y feliz puente para todos los Navarros que el lunes, veneran a San Francisco Javier.

Comentarios

  1. Hola Maite! ya estoy por aquí de nuevas... así es, hay situaciones o decisiones en la vida ante las que hay que evitar cualquier precipitación... ya lo decían los romanos... feliz puente también para ti... bsicos, P.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40