Serafín Zubiri, una persona sin barreras

Este fin de semana, supongo que al igual que algunos de vosotros, tuve la suerte de ver el programa de La 2: Sin Barreras, donde el cantante navarro, Seráfín Zubiri afrontó retos que la mayoría de las personas que vemos (él es ciego), no hemos llevado a cabo. Para mí, como espectadora, fue una experiencia gratificante a nivel emocional, verle superarse a sí mismo a nivel físico, sin embargo, reconozco que me caló más hondo el valor emocional de un programa que mostró relaciones de verdad, profundas, un cariño que no se destiñe a través de la pantalla de la televisión, porque cuando las cosas son de verdad, te traspasan de una forma inmediata. 

Existen tantas relaciones superficiales, tantas amistades que se consideran verdaderas y se pierden ante el menor obstáculo, tantas personas sin palabra y lo que es peor, sin hechos, que desde la sencillez, me llegarón hondo algunas de las frases dichas por los tres amigos principales de Serafín Zubiri, de quienes no recuerdo el nombre, pero sí algunas de sus frases salidas del corazón: "Serafín me ha enseñado el poder de la confianza", "le pone tantas ganas y tanta fuerza que se me olvida que es ciego", "tengo el honor de que me incluya entre sus amistades, y él es una de las pocas amistades buenas que tengo". Serafín Zubiri dijo en más de una ocasión que a él le gusta compartir su vida con los demás porque le ayuda pensar que puede sembrar un poco de esperanza en la gente. 

Serafín Zubiri también dijo muchas frases, pero me gustó una especialmente referida a uno de sus amigos: "Es una persona con la que estaría horas hablando, y además, le estaría escuchando sin parar". Tener esa sensación con alguien, muestra que existe una relación que es casi como un milagro, simplemente, porque una intimidad tan profunda, solo se alcanza una vez cada muchas veces. Las personas con ceguera visual puede que tengan que hacer frente a muchas barreras físicas, sin embargo, las personas que vemos podemos llegar a ser más miopes en muchos momentos, y tener muchas barreras, también, pero en el plano emocional. 

Me gustó la verdad del programa Sin Barreras porque la gente que salió en él no estaba ahí por figurar, sino porque de verdad son fieles incondicionales de Serafín Zubiri, y creo que tiene motiovs más que suficientes para sentirse afortunado por tener esos tesoros emocionales que tan pocas personas, llegan a tener de verdad. Aprovecho para recordar que Serafín Zubiri, es músico y lanza nuevo disco al mercado que puede ser un buen regalo para esta Navidad. Este fin de semana, en Telelocura, escribí un artículo sobre este programa y se lo envié al cantante a través de Facebook y me dijo que le gustó.

Comentarios

  1. Dices "las personas que vemos podemos llegar a ser más miopes en muchos momentos" ¡QUE VERDAD, ENCIERRAN TUS PALABRAS!!
    Feliz fin de semana
    Un besico 1.1

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40