Palabras que te dejan vacío

Que me diga quién no le ha pasado alguna vez, recibir palabras que le dejan vacío, palabras que en realidad, hubiese preferido no escuchar o no leer en caso de tratarse de una carta o un correo electrónico. 

Creo que cuando eso pasa es porque existen palabras llenas de nada que es mejor dejar que se las lleve el viento. 

Comparto con vosotros un post que escribí en Psicoblog sobre La pésima costumbre de hablar por hablar.

El otro día, una persona me dijo algo que creo que es verdad: te llevas sorpresas de personas de las que esperas poco y te dan mucho, y por el contrario, personas de las que esperas mucho, y recibes mínimos, recibes a ratos o según el día. 

La vida nos da lecciones y gracias a eso, nuestra vanidad se pone en su sitio y pronto recuperamos la perspectiva real de quién nos llena o de quién nos deja con una eterna sensación de insatisfacción crónica.

Existe una gran diferencia entre la realidad y la apariencia.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40