La anestesia emocional

Me gustaría dormir eternamente las heridas de la vida pero todavía no he descubierto una anestesia emocional tan potente que mate aquello que no muere por sí mismo. Me encantaría tener todas las respuestas a todas las preguntas. 

Pero la vida es un camino de incógnitas que en ocasiones, nos desestabilizan. Como me dijo un profesor de psicología en una ocasión: "Aquello que más deseas es justamente lo que más temes". 

Sorprendentemente, a nivel humano, incluso las cosas buenas pueden darte miedo. Hace tiempo escribí un post en Psicoblog que me gusta y tiene que ver con esto. Sentir miedo de las cosas buenas.  

Recuerda, siempre, que tú eres más fuerte que todos los temores que te aplastan por dentro.  

Comentarios

  1. Querida Maite, me has recordado a mi madre: "si los niños supieran las veces que se van a caer no intentarían aprender a caminar." decía, con la filosofía de los aprendizajes adheridos a la vida.
    Tienes mucha razón, vivir duela a veces, pero en lo que menos pensamos, en lo más mínimo, se esconde esa chispita de felicidad.
    Los desencantos, las decepciones, los recelos... todas las cicatrices de malas experiencias anteriores hacen que te protejas con un escudo en las nuevas relaciones. Afortunadamente, somos capaces de seguir apostando y nos permitimos darnos y darles oportunidades. Quizás con cierto grado de prudencia.
    Gracias por todos tus posts, que nunca nos dejan indiferentes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por lo bonito del mensaje y por lo humano. Es bonito conocer gente que es de verdad, como tú. La eterna pregunta es por qué a veces tenemos que caernos tantas veces para llegar a un mismo punto (ya sé, no hay respuestas para eso, a pesar de que tantas veces a mí me hacen esa pregunta).

    Muchas gracias por todo, porque este mensaje me ha llegado dentro especialmente. Feliz verano y nos seguimos leyendo!!!
    Con todo el cariño
    Maite

    ResponderEliminar
  3. La mejor medicina
    Es decir yo puedo
    Luchar contra los fantasmas del miedo
    Creer que lo poquito de hoy
    Ira forjando y fraguando
    Que cuando cae la noche
    Digas basta ya.
    Y con el primer rayo de luz
    Dejes tus “nos” enterrados
    Y vuelvas a la lucha diaria
    Cargada de “si puedo”
    Y seguir dando gracias
    Por tanto, tanto …
    Que cada día nos regala

    Hay que darle la vuelta a los problemas
    Porque si estamos atentos
    De todo se aprende.

    Vive
    Vuela libre
    Respeta
    Disfruta
    Y aterriza como puedas, pero a pesar de las heridas, levanta el vuelo.


    Es una alegría compartir la locura de vivir¡¡¡
    Gracias, hoy me ha gustado este post, casi, casi, como el orégano a la pizza.1.1

    Hoy puedo.

    ResponderEliminar
  4. Qué chulada, me ha encantado, de verdad!!! Deberías tener tu propio blog, la verdad, tienes mucho que compartir con los demás. Besosssssss:)))

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40