Sentir impotencia ante el dolor ajeno

Sentir impotencia ante el dolor ajeno es un sentimiento muy humano, sin embargo, incluso cuando creemos que no podemos hacer nada por los demás, siempre podemos hacer algo. Descubre más datos en el post de inteligencia emocional en Mobifriends.

Comentarios

  1. ¡Hola, Maite! ¿Cómo va ese veranito?
    Espero que disfrutes y descanses.
    Con respecto a esta entrada, estoy totalmente de acuerdo contigo. Lo importante es estar, "observando los ritmos", como bien dices, sin querer llegar más allá de lo que la otra persona necesita en cada momento. A veces una mirada es suficiente, una sonrisa cómplice o una mano sobre el hombro.
    Y aunque parezca tan sencillo, no todo el mundo está dispuesto o sabe enfrentarse al dolor ajeno, porque suelen darse situaciones bastante incómodas que muchas personas prefieren evitar.
    Como en casi todo, depende del grado de la relación y de la capacidad de empatía que cada uno desarrolle.
    Seguro que tu entrada llega a muchas personas. Felicidades.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Malu me ha gustado mucho leerte por aquí y disfrutar como siempre de tus sabios consejos que muestran mucha experiencia. Espero que tengas un gran verano y que estas semanas de relax te traigan muchas cosas buenas, en especial, mucha salud y buenos momentos.

    Un abrazo y gracias como siempre por estar allí.
    Con cariño

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ventajas de ser emprendedor después de los 40